Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz

Por una Fiscalización Superior confiable, oportuna y eficaz

Mensaje del Auditor General

  • Fecha de actualización: 28/10/2013
  • Responsable de la información: Auditor General

Mensaje del día: Lunes, 28 de Octubre de 2013

“La vida de los muertos perdura en la memoria de los vivos”.

Cicerón

 

México es un país rico en tradiciones y costumbres. El nuestro es un país acostumbrado a hacer de la tragedia una fiesta y del sufrimiento una risa.

La forma de celebrar  “La Muerte”  hace de nuestra Nación un pueblo singular, diferente e incomparable.

Las costumbres populares nos dicen que, una vez al año, en el “Día de Muertos”, nuestros difuntos regresan para visitarnos: el día 1  de noviembre  se dedica al alma de los niños (los santos inocentes) y, el día 2  de noviembre, a la de los adultos.

Así, se ha hecho una tradición que las familias mexicanas preparemos la bienvenida de nuestros queridos difuntos con una fiesta, un rito tradicional que es producto del sincretismo, de la fusión, de elementos de dos culturas: la española y la precolombina;  de la religión católica y la cultura prehispánica.

El Día de Muertos es la fiesta a la muerte que mezcla el dolor por la pérdida de un ser querido que se viste de una gran variedad de colores y sabores. Fiesta en la que se conjugan emociones, recuerdos, sarcasmos e ironías frente a lo irremediable de la muerte. Todos en familia, esperamos a nuestros difuntos, a aquellos que se nos han adelantado, con gusto y ansiedad. Son dos días en los que no pueden faltar las ofrendas florales, la comida y la bebida que fueron sus favoritas, así como objetos de su preferencia.

Es tradicional el que los altares que se dedican a los difuntos se  adornen con  flor  de cempasúchil, también llamada “flor de muerto”, por su nombre del náhuatl Cempoalxóchitl. No faltan las tradicionales calaveritas de azúcar, las fotografías de los difuntos y las imágenes de los santos a quienes se encomienda su alma. Parte importante de un altar son las veladoras; estas se convierten en el  faro que, con su luz,  guía  el camino que habrá de llevar las almas de regreso a casa.

En esta ocasión, hago una respetuosa invitación a todos los colaboradores del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz (ORFIS) para que no dejemos morir nuestras hermosas tradiciones.

Una invitación para que no falte en casa una hermosa ofrenda adornada de papel de china picado, con mole y pan de muerto, tequila o mezcal, dulces con figuras de animalitos, el cigarro que el abuelo solía fumar o el juguete con el que se dormía el pequeño de la casa.

Por ello, en el ORFIS, cómo una forma de recordar a todos nuestros difuntos, hemos organizado el “Concurso de Calaveras 2013”,  para  promover una de nuestras costumbres tradicionales a través de la elaboración de “Calaveras” relacionadas con personajes y situaciones conocidas dentro de la Institución, con la intención de que se advierta en ellas una sátira respetuosa con gran sentido del humor.

La celebración de “El Día de Muertos” para los mexicanos es una fecha  importante  que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura  (UNESCO) tiene considerada desde el año 2003, como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

¡No dejemos que mueran nuestros muertos!

Que tengan un excelente inicio de semana.

Mensajes Anteriores

Ubicación
Carretera Xalapa-Veracruz No. 1102, Esq. Boulevard Culturas Veracruzanas, Reserva Territorial, C.P. 91096, Xalapa Veracruz.
Conmutador: 01 (228) 841 8600; Lada sin costo: 01 (800) 215 2745 Fax: 01 (228) 813 9117 y 01 (228) 813 7777
Unidad Técnica Responsable de la Página: Coordinación de Servicios Informáticos
webmaster@orfis.gob.mx

Ultima modificación:

Mapa del sitio